Durante el tiempo de confinamiento por la Covid-19 en EE.UU. el índice de violencia doméstica ascendió un 8,1 %. Esta estadística fue divulgada mediante un informe este lunes, Día Internacional de la Mujer.

El documento fue elaborado por la Comisión Nacional del Covid-19 y por la Justicia Penal estadounidense (CCJ, por sus siglas en inglés). En él se destaca que desde el mes de marzo de 2020 los incidentes de “violencia doméstica” aumentaron, probablemente, por el “impacto económico” que generó el confinamiento.

Además, “la falta de empleo y el estrés asociado al cuidado de los niños y su educación en casa y una mayor inseguridad financiera” también influyeron negativamente en esta situación.

Según Katie Kaukinen, coautora del documento, el aislamiento por la pandemia “separó a las víctimas potenciales de la red de amigos, vecinos y maestros”. Esto fue negativo, pues las víctimas no tuvieron la ayuda de personas cercanas, los cuales hubiesen actuado para que dejaran este “entorno peligroso”.

A su vez, dicho estudio fue elaborado a partir de informes policiales, registros administrativos y médicos. Sumado a esto, también gracias a llamadas a las líneas de emergencias.

Sin embargo, se afirma que no se sabe con exactitud qué elementos propiciaron este panorama.

A pesar de esto, se señaló que el aumento de los informes podría ser el resultado de que cada vez más víctimas deciden poner fin a esta situación y están buscando “justicia penal.

Redacción de Superviralísimo con información de ElNacional

Lea también: Colombia estima invertir tres millones de dólares para atender a los migrantes venezolanos