Las torrenciales lluvias de este lunes han provocado inundaciones, crecidas y deslaves en las zonas entre la isla indonesia de Flores y Timor Oriental, donde se han registrado al menos 133 muertos y cientos de desaparecidos.

Asimismo, debido al caos en la zona, miles de personas se vieron en la necesidad de buscar refugio en centros de ayuda.

Indonesia en medio de las inundaciones Foto: Reuters

Las fuertes lluvias son consecuencia del ciclón tropical Seroja, que hizo desbordar las represas e inundó miles de casas.

Por ello, al menos 86 personas perdieron la vida en Indonesia y otras 71 están desaparecidas. Mientras en Timor Oriental, al menos 27 personas murieron, la mayoría en la capital Dili.

Además, en el este de la isla de Flores, muchas casas, carreteras y puentes se encuentran cubiertos de lodo, lo que dificulta la tarea a los grupos de socorristas que intentan acceder a las zonas más afectadas.

“El barro y las condiciones meteorológicas constituyen un gran desafío, al igual que los escombros que se acumulan y dificultan la búsqueda”, dijo el portavoz de la agencia indonesia de gestión de catástrofes, Raditya Jati.

Aldeas arrasadas por las fuertes lluvias

Entretanto, en Lembata, una isla ubicada entre Flores y Timor, el paso por carreteras quedó totalmente bloqueado, lo que obligó a las autoridades a desplegar maquinaria para remediar la situación.

Asimismo, parte de algunas aldeas ubicadas en lo alto, fueron arrastradas a las costas debido a los deslizamientos de tierra.

Basir Langoday, habitantes de la isla, aseguró haber escuchado gritos de socorro provenientes de una casa cubierta de escombros.

Grupos de rescate buscan sobrevivientes entre los escombros Foto: AFP

“Había cuatro personas en el interior. Tres sobrevivieron, pero no la última”, explico Langiday, a pesar de los esfuerzos para salvar al hombre, quedó atrapado en medio de los escombros mientras gritaba “dense prisa, no aguanto más”.

Por su parte, Alfons Hada Bethan, jefe de la agencia de gestión de catástrofes de Flores oriental, dijo que las precipitaciones complican la situación. “Creemos que todavía hay muchas personas sepultadas, pero ignoramos cuántas”.

Redacción de Superviralísimo con información de DW

Lea también: Timochenko negó reuniones con disidentes de las FARC en Venezuela